Seguir por email

miércoles, 8 de julio de 2015

Biorregulación

La MEDICINA BIORREGULADORA (anteriormente llamada Medicina Biológica) como su nombre lo expresa, consiste en activar la capacidad intrínseca de AUTO-REGULACIÓN del organismo, es decir, su propia capacidad AUTOCURATIVA.

Esta terapia fue creada por el Dr. Hans Heinrich Reckeweg, médico alemán, quien buscaba unir los conocimientos científicos médicos con la Homeopatía. Se postula que la enfermedad se origina en un desequilibrio biológico producido por varios factores llamados “HOMOTOXINAS“. Estas toxinas provienen de los alimentos, el aire, el agua, productos cosméticos, los plásticos, pesticidas y otros productos químicos; también ciertas emociones y pensamientos pueden actuar como toxinas.  La "enfermedad" es una manifestación de las REACCIONES DE DEFENSA que el organismo activa para proteger su integridad (fiebre, flema, diarrea, etc.), o bien su intento por compensar las lesiones provocadas por las toxinas. Cuando bloqueamos estas reacciones de defensa (con los antiinflamatorios por ejemplo), provocamos la ACUMULACIÓN de toxinas, y cada vez que el cuerpo intenta eliminarlas, volvemos a bloquear. Es así como se generan las ENFERMEDADES CRÓNICAS.

La terapia se orienta en el sentido de modular y asistir en estos procesos naturales, en lugar de inhibirlos. Se realiza primero una desintoxicación y luego un proceso de reparación y regeneración de los órganos afectados. 

Los resultados son espectaculares, te sentirás lleno/a de energía, gozarás de un sueño plácido y reparador, estarás más liviano/a  y relajado/a  y podrás manejar mejor el estrés del día a día.

¿En qué consiste el tratamiento?
El tratamiento consta de 2 partes: hacer cambios en ciertos hábitos que nos intoxican asociado a un medicamento biorregulador, el cual es natural, homeopatico y no se contraindica con sus medicamentos convencionales, éste suele ser un frasco de gotitas, y en ciertos casos asociado a cremas, spray nasal, comprimidos, etc.

¿Qué enfermedades se tratan?
Cansancio, fatiga crónica, fibromialgia, depresión, estrés, sobrepeso, resistencia a la insulina, diabetes, hipertensión, colesterol alto, dolores de cabeza, alergias, asma, bronquitis crónica,  problemas digestivos, hígado graso, úlcera, enfermedades del corazón, hígado, páncreas, etc., artrosis, osteoporosis y todo tipo de enfermedades crónicas. 
También orientado a personas que deseen desintoxicarse y mejorar su rendimiento en el trabajo o deportes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario