Seguir por email

viernes, 30 de octubre de 2015

Tratamiento exitoso de colon irritable con terapia neural

Recurrí a la Dra. Riquelme por síntomas de colon irritable que sufría hace bastante tiempo. La Dra. me hizo una evaluación completa, y comenzamos la terapia neural en unas cicactrices que tengo en el abdomen y luego en unas muelas que se fracturaron hace un tiempo. Desde la primera sesión noté un gran cambio, me deshinché, disminuyó bastante el dolor y mejoró mi tránsito intestinal. En la tercera sesión me derivó al dentista, porque descubrió que la causa de mis molestias eran las muelas fracturadas que yo nunca me quise reparar. Ellas actuaban como "campo interferente" para mi sistema nervioso y se expresó como colon irritable. Luego del tratamiento dental, nunca más me sentí mal del estómago y hasta bajé de peso. Le agradezco mucho Dra. por ayudarme a sanar. J.M. hombre, 29 años.
Comentario: En mi práctica médica con Terapia Neural he observado que en la mayoría de los pacientes, la causa de la enfermedad está en su boca, ya sea por antecedentes de amigdalitis en la infancia (ese tejido queda con una memoria irritante), como por problemas en la dentadura. Las amalgamas, los tratamientos de conducto, dientes o muelas fracturadas o con caries muy grandes, las prótesis con metal, los implantes de titanio, las coronas metálicas, y muchas veces las muelas del juicio por falta de espacio, generan una irritación tan grande al sistema neurovegetativo, que desequilibra todo el sistema, y aparecen los síntomas en otras partes del cuerpo. Cada pieza dental está conectada con un órgano específico, cada célula de nuestro organismo está conectada con el resto por el sistema nervioso, cualquier daño puede producir disfunción a distancia, esto es lo que trata la terapia neural y odontología neurofocal.